Año 2019

Los delitos sexuales cometidos por menores crecen un 70% en cuatro años

Baleares, Asturias, Canarias y la Comunidad Valenciana son las comunidades con más abusos cometidos por adolescentes de entre 14 y 17 años

Un grupo de jóvenes protesta por los abusos sexuales a adolescentes,...Un grupo de jóvenes protesta por los abusos sexuales a adolescentes, en una manifestación, en Madrid. JAVIER BARBANCHO

 

LORENA ROJAS PAZ y GISELLA ROJAS RODRÍGUEZ
 

En Palma de Mallorca, la Policía Nacional detuvo hace unos meses a un menor por un presunto delito de agresión sexual cometido en un centro de internamiento. Allí se presentó desnudo y atacó a su educadora, una joven de 24 años de edad que a gritos logró escapar, según publicaron los medios de comunicación.

El incidente está lejos de ser la excepción. Baleares es la comunidad autónoma con el mayor índice de delitos sexuales cometidos por menores de edad en 2018, con 32 casos por cada 10.000 habitantes de entre 14 y 17 años. La Fiscalía General del Estado registró un total de 152 hechos de esta índole por menores en el archipiélago.

Es el caso más extremo de unos datos que en el cómputo general de España no dejan de crecer. El año pasado se registraron 1.833 procedimientos por delitos sexuales cometidos por menores, frente a los 1.386 de 2017, lo que supone una subida del 32%.

Si se observa la evolución de los últimos años, el dato es aún peor. En 2016 hubo 1.271 casos y en 2015, 1.081. Esto supone que en los últimos cuatro años ha habido un incremento del 69,6%.

Por comunidades autónomas, Asturias aparece en el segundo lugar, con 19 casos por cada 10.000 habitantes, mientras que Canarias, otro archipiélago que figura entre las cifras más altas, registró 17 casos. Bajo la misma muestra, la Comunidad Valenciana acumuló 16 de estos sucesos.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado el número de condenas a los delitos sexuales cometidos por menores de edad. Estos casos están relacionados con lo expuesto, ya que sólo en 2018 la cifra creció un 20%. Son datos del Registro Central de Delincuentes Sexuales, que registró a 323 condenados menores por este tipo de delitos.

El número de detenciones también va en aumento. Entre 2011 y 2018 se han registrado un total de 2.606 denuncias e investigaciones por agresión o abuso sexual, con o sin penetración, realizadas por menores de edad, según cifras facilitadas por el Ministerio del Interior gracias a la Ley de Transparencia.

Así, en 2018 el número de denuncias con respecto a 2011 aumentó un 74%. De estas, 2.558 fueron detenciones a hombres, es decir, el 98% del total, mientras que durante el mismo periodo 48 fueron a mujeres, que representaron menos del 2%.

Cada territorio desarrolla una estrategia para tratar este tipo de delitos. En la Comunidad de Madrid, la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI), que en 2018 atendió a 1.741 menores, tiene seis centros de ejecución de medidas judiciales, uno de los cuales lleva un programa específico dirigido a agresores sexuales.

"Desde que recae la sentencia judicial, lo principal es conseguir la voluntariedad y la firma de un compromiso por parte del menor y sus representantes legales para iniciar la intervención", indican los expertos del programa en una entrevista a EL MUNDO.

En una primera etapa, el menor es intervenido de forma individual de cara a mejorar su motivación y una vez que se considera que está preparado se iniciará la fase de tratamiento grupal. En el proceso deben estar involucradas también las familias para "contribuir a mejorar aquellos factores detectados que han podido influir en la génesis del comportamiento desajustado", señalan.

No existe un perfil concreto del agresor. Así lo explica la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, encargada del tratamiento de estos menores. Lo que sí se ha logrado determinar es la existencia de diferencias entre aquellos menores implicados en delitos sexuales con iguales o mayores de edad, y los que han elegido como víctimas a niños o niñas.

"En el primer caso observamos un mayor desajuste conductual, historial delictivo previo y consumo de drogas, mientras que en el segundo caso existe un déficit de habilidades sociales que conlleva un mayor aislamiento y un nivel más elevado de victimización previa", indican los especialistas de esta agencia.

En cuanto a la víctima seleccionada, lo más habitual en estos casos es que sea conocida, bien del círculo relacional más próximo o al menos que haya existido un contacto previo. La psicóloga y directora de la línea del teléfono de Fundación ANAR, Diana Díaz, cuenta que este tipo de delitos se debe a la facilidad que ahora tienen estos niños y niñas al acceso a la pornografía por internet.

Agresiones en grupo

Los Sanfermines de 2016 bautizaron una forma de violencia sexual que no es exclusiva en adultos, sino que también se da en edades adolescentes. "Cada vez es más frecuente la actuación grupal en algunas agresiones sexuales, reproduciéndose en diversos lugares las conocidas últimamente como manadas", destaca la Fiscalía en su última memoria.

La causa se atribuye a un posible efecto contagio por "afán de emulación de los agresores en este tipo de delitos, con pérdida de conciencia de la gravedad y la responsabilidad individual de la acción al diluirse dentro del grupo."

La psicóloga Bárbara Zorrilla, que trabaja con víctimas y adolescentes en materia de prevención de violencia de género, explica que se pueden "encontrar características similares en jóvenes violadores en grupo".

"Suelen tener una ideología machista, en la que se desvaloriza y cosifica a la mujer convirtiéndola en un objeto destinado a satisfacer sus deseos. Se refuerzan e imitan unos a otros, no podemos olvidar que se trata de adolescentes y jóvenes, que buscan la aprobación de su grupo de iguales, pues de ello depende su autoestima", señala.

Aunque no existen cifras oficiales de cuántos delitos en grupo se han perpetrado, Geoviolencia sexual, un proyecto de Feminicidio.net, ha contabilizado 147 casos en España desde 2016. De estas agresiones sexuales múltiples conocidas se han registrado al menos 512 agresores sexuales, de los que cerca del 25% -uno de cada cuatro- eran menores de edad cuando tuvieron lugar las agresiones.

Una de cada cinco familias numerosas es monoparental

Las estadísticas demuestran que en 2018 aumentó este colectivo de familias en 55.350, lo que supone un 3% más que el año anterior

S.F.   MADRIDActualizado:

 

En España hay 696.798 familias numerosas, de las cuales, una de cada cinco son monoparentales (145.382); es decir, con un progenitor y tres o más hijos, según datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Dichas estadísticas muestran que en 2018 ha aumentado este tipo de núcleos familiares en 55.350, lo cual supone un 3% más que el año anterior.

Más de 2 millones de hijos forman parte de una familia numerosa, de las que el 61,7% están compuestas por tres vástagos; el 21,55% por dos y el 11,11% por cuatro.

 

A partir de los cuatro hijos, el número de familias desciende, siendo aquellas con diez o más, las más escasas, aunque en España hay 153 que cumplen este perfil. Hay 15.150 familias con cinco hijos, 3.680 con seis, 1.093 con siete, 510 con ocho y 192 con nueve.

Respecto a la nacionalidad, el 85% de los títulos corresponden a familias españolas, mientras que los de nacionalidad extranjera alcanzan el 15%.

El reparto por comunidades es desigual, de modo que Andalucía es la región con el mayor número de títulos de familia numerosa expedidos, 138.620, a la que le siguen Cataluña con 125.626 y Madrid con 115.575.

Deducciones en el IRPF, preferencia para obtener becas, reducciones del 50% o exención de tasas y precios en la educación pública o descuentos del 5% o el 10% en vuelos nacionales, son algunos de los beneficios de los que pueden disfrutar estas familias.

En España se consideran familias numerosas aquellas que estén integradas por uno o dos progenitores con tres o más hijos (sean o no comunes) o con dos hijos en el caso de que uno tenga una discapacidad superior al 33% o esté incapacitado para trabajar.

Además, si los dos ascendientes tienen discapacidad, uno de ellos está incapacitado para trabajar o tiene una discapacidad del 65% también podrán disfrutar de esta condición.

En caso de que la madre o el padre estén separados o divorciados, serán considerados como familia numerosa si sus hijos están bajo su dependencia económica, al igual que dos hermanos huérfanos, sometidos a tutela, así como tres o más hermanos huérfanos mayores de 18 años (o dos, si uno tiene discapacidad) que convivan y tengan dependencia económica entre sí.

Los hijos formarán parte de la familia numerosa cuando: estén solteros; tengan 25 años o menos y estén cursando estudios universitarios o de FP (excepto si tienen discapacidad o incapacidad para trabajar que lo serán de por vida); vivan con sus padres; y dependan económicamente de ellos. Los viudos o viudas con dos o más hijos también tienen la consideración de familia numerosa.

Bajan por primera vez del 10% las víctimas que no declaran contra su maltratador y mengua su impunidad

Crecen por encima de las 40.000 las denuncias contra agresores interpuestas en el primer trimestre del año. En lo que va de 2019, son 24 las mujeres asesinadas, frente a las 13 del mismo periodo de 2018

Concentración por la útima mujer asesinada en Córdoba por violencia de géneroConcentración por la útima mujer asesinada en Córdoba por violencia de género - VALERIO MERINO

 

MadridActualizado:

El número de mujeres maltratadas que se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar contra su agresor ha bajado por primera vez del 10% del total de víctimas en el primer trimestre de 2019, ha informado este lunes el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Según la presidenta del Observatorio, María Ángeles Carmona, este dato es muy importante porque «significa que las mujeres confían en que el sistema las va a apoyar y van a garantizar su seguridad, significa que reciben apoyo de las instituciones y también de su entorno familiares y allegados». En tercer y último lugar, subraya Carmona en declaraciones a ABC, es crucial «porque se reduce la impunidad del maltratador y recibe el mensaje de que estos actos son constitutivos de delito y la accion de la Justicia es implacable».

Según los datos del Observatorio hechos públicos este lunes, 3.759 mujeres se negaron a declarar como testigo contra el maltratador, de las que 2.421 eran españolas (el 64,4%) y 1.338, extranjeras (el 35,6%). La cifra representa un 9,73 % del total, frente al 11,18 % de mujeres que no declararon contra su agresor a igual periodo de 2018.

Las condenas a maltratadores alcanzaron el 68,6% de las sentencias dictadas, con un incremento interanual del 0,1

 

Entre enero y marzo se presentaron 40.319 denuncias por violencia de género, un 1,9% más que en el mismo trimestre del año anterior, cuando fueron 39.586.

El número de mujeres víctimas de violencia machista fue de 38.619, lo que supone un incremento del 2,1 % con respecto al mismo trimestre de 2018, cuando la cifra registrada fue de 37.829. Aunque en el primer trimestre se solicitaron un 4,68% más de órdenes de protección, los juzgados concedieron un 1,5% menos.

La presidenta del Observatorio valora, además, dos cuestiones positivas de los datos: en primer término, el incremento de las medidas judiciales, especialmente las de carácter penal, tendentes a la protección de las víctimas de violencia de género, tanto de mujeres como menores. Y también es positiva la consolidación de la tendencia de incremento de la cifra de condenas a maltratadores, que nos vuelven a colocar en porcentajes superiores al 68% de las sentencias dictadas por los diferentes órganos judiciales.

La malísima noticia es la que arroja la realidad, la estadística que publica puntualmente la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y que reseña que son 24 las mujeres asesinadas en lo que va de año, frente a las 13 del mismo periodo del 2018. En todo el año pasado murieron a manos de sus parejas y exparejas 47 mujeres.